Corredor de ciudad

Deportes 04 de diciembre de 2018 Por
Salir de tu casa y correr con la ciudad como fondo es posible, solo es cuestión de organizarte. Te dejo en la siguiente nota algunas claves para lograrlo fácil y seguro.
ciudad

En el medio del tránsito urbano, los corredores, aparecen como una alternativa de comunidad entusiasta y organizada; desde los primeros rayos de día cuando el resto de los mortales aún no abren los ojos o al final de cada jornada, cuando el cansancio se apodera de todos. Este grupo de hombres y mujeres enfrenta el desafío de la cotidianidad, motivados con la esperanza de lograr esos pequeños avances que impulsan a unos y otras para seguir corriendo un día más, siempre con la felicidad de poder hacerlo.
La aventura de correr en la ciudad es una realidad de plenitud, por eso he construido una breve guía con los detalles fundamentales para tener en cuenta por los amantes de este deporte.
El camino: El primer paso es elegir un terreno plano, en lo posible arbolado, y medido para saber cuánto se corre.
- ¿Qué llevar? Aunque lo mejor es correr liviano de equipaje, prevé donde guardar con seguridad, lo mínimo, como las llaves de tu casa, además de la hidratación necesaria para la jornada.
- Los grupos: Una vez que encontrarte el espacio, es una interesante propuesta encontrar un grupo de running al cual pertenecer. Más allá de socializar, está el aprendizaje que vas a adquirir de los entrenadores y corredores más experimentados.
- Lugares de encuentro: Es fundamental para juntarse antes o después del entrenamiento, un rincón ideal para hacer estiramientos o ejercicios de técnica. En muchas ciudades existen aparatos al aire libre para trabajar musculación o tonificación muscular, lo que es un plus para tu evolución como corredor.
- Diversidad: Lo más seguro es que el espacio que elijas lo compartas con personas de diferentes condiciones físicas las cuales tenés que alternar y eso va a enriquecer tu entrenamiento.
Eventualmente podrán encontrarse en un mismo circuito, por lo que podrán ayudarse unos a otros en diferentes momentos. Es el espíritu de comunidad que siempre debemos intentar en la práctica.

Te puede interesar