Confirman que no se hará la remodelación de Avenida Mitre

Locales 04 de diciembre de 2018 Por
El redireccionamiento de partidas para combustible obligó a suspender el proyecto. También se vieron afectadas partidas para desagües. Funcionarios se entrevistaron con Saglione por el Fondo de Obras Menores y el subsidio para transporte público.
av mitre
La arteria, una de las más concurridas de la ciudad, deberá esperar por la obra. - foto: D. Camusso

La evolución de las cuentas municipales obliga a los funcionarios a un seguimiento "minuto a minuto" de los números para evitar sorpresas y llegar a cumplir con los requerimientos necesarios para hacer frente a las obligaciones del Municipio. En estos días hay dos preocupaciones centrales en el Municipio. La primera es asegurar los fondos necesarios para hacer frente al pago de combustibles, para lo cual la semana pasada ya se consiguió una autorización del Concejo para mover partidas por 12 millones de pesos. La segunda es el pago de aguinaldos y sueldos, engrosados por la cláusula gatillo que actualiza la carga de la masa salarial según la evolución de la inflación provincial.
En cuanto al redireccionamiento de partidas aprobado la semana pasada, como informara CASTELLANOS fue por algo más de 12 millones de pesos, de los cuales 11 millones fueron para las cuentas combustibles y lubricantes (casi 7 millones) y "cámaras y cubiertas" (4 millones) de la Secretaría de Servicios Públicos, que tiene a su cargo la recolección de residuos, el servicio de minibuses y otros que demandan estos insumos claves.
Los importantes incrementos que sufrió el costo del combustible en el segundo semestre obligaron a cambiar el destino de algunas partidas. Los platos rotos los pagaron algunas obras públicas. En ese sentido, el Ejecutivo dio por caído el proyecto de renovación de la iluminación pública de avenida Mitre, donde se preveía una intervención para colocar luces LED y darle otra fisonomía al sector, en el marco de una renovación que también implicaban algunas intervenciones en la organización de los espacios de estacionamiento y circulación.
Las otras obras que están perdiendo impulso son las de desagües. El caso emblemático es el del desagüe de calle Tucumán, donde se pensaban ejecutar otros 200 metros, entre Brasil y Uruguay. El altísimo costo que tiene esa obra –donde hay que romper pavimento, hacer un entubado de sección grande con estructura de hierros y hormigón similar a la que se está utilizando en el canal Norte, y luego reponer el pavimento de casi toda la calzada- y el escaso impacto que se logra si no se construye en su totalidad –esto es, desde Brasil aguas arriba, hasta el Bv. Santa Fe- hicieron que se declinara ejecutarla hasta no contar con algún tipo de financiamiento especial. La otra obra de desagües que se desaceleró es la del entubado de Benito Juárez.

Mano a mano con Saglione

No fue casualidad que cuatro secretarios del Ejecutivo estuvieran ayer participando en el acto de entrega de camiones y camionetas en el marco del programa Equipar Santa Fe. Ni bien terminó la sesión de fotos, dos de ellos apartaron al ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione, para una charla informal en la que consultaron al hombre que maneja la caja de Santa Fe sobre algunos temas pendientes.
Fueron los secretarios de Hacienda, Marcela Basano; y de Servicios Públicos, Daniel Ricotti, los que abordaron a Saglione. Basano quería saber qué chances tiene la Municipalidad de recibir pronto el 50% del Fondo de Obras Menores previsto para el año que finaliza. La ordenanza Nº 5028, sancionada el 7 de noviembre de este año, autorizó al Ejecutivo a solicitar la afectación del 50% de los fondos asignados para el corriente año por la Ley 13.787/18 (la denominada Ley de Obras Menores) para ser aplicada a gastos corrientes. Este año la Municipalidad debe recibir, por todo concepto, 37,16 millones de pesos. Con lo cual la mitad de ese dinero serían unos 18 millones, que si llegaran antes de que termine el año darían un alivio total a las cuentas del municipio.
Ayer, Basano sondeó a Saglione sobre chance, porque quiere evitar la experiencia de fin del año pasado, en que los primeros desembolsos de Obras Menores correspondientes al año anterior llegaron recién en febrero. Pero Saglione no dio precisiones y solo formuló algunas vagas promesas de ocuparse del tema.
Hay que destacar, no obstante, que también hay trámites administrativos que cumplir y que todos los municipios y comunas deben rendir cuentas acerca de cómo invirtieron el dinero en base a los proyectos oportunamente presentados, por lo -si se tiene en cuenta que las 365 comunas y municipios de la Provincia tienen las mismas urgencias- que no resulta difícil comprender que los plazos están muy ajustados. A Rafaela todavía se le debe, desde la provincia, aproximadamente un 40% de la asignación de obras menores correspondientes a 2017.
El ministro provincial también escuchó un relato sobre los resultados de la reunión que mantuvieron la semana pasada Ricotti y el intendente Luis Castellano con funcionarios nacionales, a fin de interiorizarse sobre la continuidad –o no- de los subsidios al transporte. Ricotti intercambió puntos de vista con el funcionario provincial y le anticipó cuál es la idea de las autoridades nacionales respecto a cómo compartir las cargas de los subsidios con las provincias, datos que Saglione pareció recibir con cierto escepticismo.

Te puede interesar