Hace 24 años, Frontera tenía un shopping y una escalera mecánica

Regionales 01 de diciembre de 2018 Por
En 1994 abrió sus puertas el Interprovincial Shopping, pero la crisis de 2001 obligó a cerrarlas.

La escalera mecánica traída desde Brasil era toda una novedad y atractivo para la época, aunque después de ésta, ningún otro emprendimiento comercial de la zona instaló una. Los empresarios impulsores de aquel paseo de compras aseguran que hoy reabrirlo no sería un buen negocio.

FRONTERA. Un día como hoy pero hace 24 años, comerciantes de las ciudades de Frontera y San Francisco se preparaban para la inauguración de lo que fue el primer centro integral de compras de la región: el Interprovincial Shopping, que funcionó hasta el 2001 en la planta alta del supermercado El Chapulín, en calle Nº 1 1795, en Frontera. La escalera mecánica era uno de sus principales atractivos. Se vivió de esa manera uno de los acontecimientos comerciales más trascendentes en la historia de la ciudad de Frontera, puesto que el emprendimiento tenía los adelantos tecnológicos que imponía la época.

Historia

La fachada del edificio del viejo supermercado había sido transformada totalmente en su planta baja. En su segundo nivel tenía 14 locales comerciales de distintos rubros a los que se podían acceder a través de dos escaleras mecánicas, únicas en el interior de Santa Fe y Córdoba, convirtiéndose en una de las inversiones más resonantes y millonarias por aquellos años.
El espacio comercial fue inaugurado en noviembre de 1994 y se transformó en el único de sus características en la zona. Se convirtió en el paseo de fin de semana de cientos de familias.
Con el paso del tiempo, el "shopping de Frontera" supo mantener su condición de único, ya que en estos 24 años no se registró en la ciudad y zona un emprendimiento de estas características, de hecho no hay ninguna escalera mecánica ni en Frontera, ni en San Francisco.
"La iniciativa nació en la década del ´90 siendo que los supermercados integrados a locales comerciales de distintos rubros, eran el boom del momento", recordó Jorge Careglio, titular de la firma Careglio Hnos.
"Tal es así que en esa época incursionamos en lo que hoy es Jorojos ya que necesitábamos una casa de deportes para el shopping y no había quienes vinieran a instalarse en ese rubro. Luego se fueron sumando negocios hasta alcanzar 14 locales comerciales", continuó.

La primera y última escalera mecánica

Careglio manifestó que la idea que planificaron junto a sus hermanos José Luis y Roberto, respondía a la necesidad de hacer algo distinto, que no tuviera precedentes. "De hecho, hoy, 24 años después de aquel emprendimiento, todavía no hay una escalera mecánica en la ciudad. Eso marca la revolución del momento, de hecho la gente no sabía cómo hacer para subir con este sistema".
En este sentido, el empresario comentó que la misma fue importada desde Curitiba, Brasil, en 1990, siendo que en la Argentina no había ninguna empresa dedicada a la fabricación de este producto.
"Cuando hablamos de este tipo de emprendimiento lo que más recuerda la gente es la escalera mecánica", aseguró.
"No eran medidas estándar, sino que se adaptaban a las necesidades de los clientes. De no haberla adquirido en Brasil, teníamos que recurrir al mercado europeo", recordó.
"Hasta el día de hoy no hay en el país una fábrica de escaleras mecánicas", añadió.

La crisis del 2001 cerró sus puertas

El shopping no fue ajeno a la crisis económica que sufrió nuestro país en el año 2001, que impidió a los comerciantes seguir alquilando los locales. Ante la falta de locatarios, el Interprovincial Shopping tuvo que cerrar sus puertas y hoy este espacio es destinado como depósito del supermercado.
"Abrimos en un buen momento, el que se aprovechó muy bien y daba para seguir haciéndolo, hasta que surgió la crisis que desembocó en 2001 con una devastadora situación económica donde varios locales comerciales dejaron de funcionar porque no había consumo", manifestó Careglio.
A los comerciantes se les hacía pesado continuar con el pago del alquiler y se agotaron las posibilidades de conseguir nuevos locatarios. El lugar cerró sus puertas y aquella escalera que fue el atractivo para toda la comunidad, fue vendida a un shopping de la ciudad de Buenos Aires.

"Ya no son tendencia"

Consultado sobre la posibilidad de reflotar en la actualidad la idea de un shopping, Jorge Careglio dijo que "las grandes superficies ya no se utilizan más en el mundo. Ese fue el momento del shopping, hoy es el turno de superficies más pequeñas y dinámicas para que los clientes no pierdan tanto tiempo en hacer sus compras".
No obstante, el empresario reconoció que "hablar del shopping nos genera mucha nostalgia a quienes fuimos parte de esto, porque siempre que uno emprende un negocio quiere que sea para toda la vida, pero sabemos que no hay nada para toda la vida".
En tanto, "no tenemos que bajar los brazos y cuando las cosas no funcionan como queremos, hay que buscar alternativas distintas -exhortó-, que es lo que hicimos de la mano del mayorista y nueva sucursal en barrio Roca en San Francisco, de lo contrario hoy no estaríamos presentes en el mercado". (Fuente: Las Voz de San Justo)

Te puede interesar